Izquierda Unida de San Andrés del Rabanedo

Izquierda Unida de San Andrés del Rabanedo organiza una conferencia sobre los Tratados de Libre Comercio y su repercusión local

IU de San Andrés del Rabanedo organiza este miércoles 30 a las 19,30 una conferencia-debate en torno a las repercusiones locales y en la economía local del Tratado de Libre Comercio de la UE con EEUU, el plan secreto para dar entrada a EEUU en el negocio de los servicios públicos de Europa. Con la participación de la Profesora de la Universidad de México, Maria José Rodríguez Rejas, se analizarán las consecuencias de estos tratados en la vida cotidiana y en las dinámicas locales y municipales en la nueva sede de IU en la calle Párroco Pablo Díez 41 de Trobajo del Camino, porque el TTIP va a cambiarnos la vida a todos los europeos.

La Comisión Europa y Estados Unidos negocian, a espaldas de sus ciudadanos, uno de los ajustes legislativos que más influirán en la vida de los europeos en las próximas décadas. Se trata del Tratado Transatlántico de Libre Comercio e Inversiones, conocido por sus siglas en inglés TTIP. Ni los parlamentos nacionales o el Parlamento Europeo, ni siquiera los gobiernos de los Estados miembros de la UE están informados de los detalles de los textos de negociación, pero los escasos datos que se han filtrado generan una gran preocupación.

Las normas que están preparando afectarían a muchos aspectos de nuestra vida cotidiana. Modificarían y condicionarían negativamente un gran porcentaje de leyes europeas, nacionales e –incluso- locales, avasallando los –ya de por sí muy maltratados- derechos humanos universales. Dicho tratado no tendría un carácter realmente comercial, dado que los aranceles entre la UE y los EEUU ya son generalmente muy bajos (menos del 5%), sino que tiene que ver sobre todo con la desregulación, liberalizando-privatizando los servicios, con la “protección” de las inversiones de las multinacionales y fortalecer la impunidad de las empresas con la que vulneran los derechos de las personas. Se pretende así eliminar “obstáculos burocráticos innecesarios” para facilitar el acceso a los mercados a las grandes corporaciones de ambas orillas del Atlántico y para ayudar a las multinacionales a incrementar sus beneficios económicos. Se trataría de adaptar los estándares laborales, ambientales y de salud para las personas a las necesidades corporativas, homogeneizando (a la baja) la regulación relativa a la circulación de bienes y servicios, recortando los derechos laborales, sociales, como consumidores, como ciudadanos y poniendo en grave peligro el medio ambiente y la seguridad alimentaria.

El problema no es eliminar las barreras arancelarias entre EEUU y la UE, sino que para hacerlo ambas partes deben rebajar sus niveles de protección social, laboral, alimentaria, medioambiental, para así dejar vía libre a las grandes multinacionales. Básicamente, la intención de EE.UU. y de la UE es la de otorgar un mayor poder aún a los intereses de empresas multinacionales con el único fin de garantizar sus inversiones y multiplicar sus ingresos. De hecho, los ‘lobbies’ han dominado el 92% de las reuniones preparatorias de la alianza comercial UE-EEUU, y solo el 4% se hicieron con representantes de los intereses públicos.

Desde los sindicatos europeos de servicio público se subraya que esta apertura a negociar este tipo de prestaciones atentará contra la calidad de los servicios y el empleo. Es una "alerta a todas las mareas españolas. Es una megaamenaza a la calidad de los servicios públicos". Las consecuencias en nuestras vidas, que tanto tratan de ocultar, sería una ola de privatizaciones de los servicios públicos, pues se trata de convertir lo público en un negocio privado, fuente de beneficios para estas grandes empresas transnacionales. Saneamiento de aguas, servicio de correos, sanidad, educación, pensiones acabarían en manos de multinacionales, desmontando el Estado de Bienestar.

Más trabajo precario y menos derechos laborales. Desaparecerán entre 400.000 y un millón de empleos en Europa, y los que se creen serán en peores condiciones. Precarios, temporales y con condiciones salariales mucho menores.

Igualmente, parece confirmarse a la luz de los documentos filtrados que la UE estaría dispuesta a adoptar el camino de la desregulación de las normas alimentarias y de seguridad para entregar un cheque en blanco a los grandes poderes empresariales. La liberalización de los mercados es especialmente sensible en lo referente a la seguridad alimentaria. La entrada de productos transgénicos o de otros bienes de consumo que en EEUU se comercializan bajo leyes más permisivas, levantan sospechas, puesto que aquí las leyes son más proteccionistas con la salud del consumidor.

Organizaciones sociales y ecologistas ponen ejemplos concretos de lo que podría suceder de prosperar un Tratado como el que se pretende. Recuerdan que en la UE está prohibido el uso de 1.300 sustancias en productos cosméticos mientras que en EE.UU. sólo se prohíben 11 de ellas. Ejemplos como el mencionado evidencian que el objetivo que se pretende es simplemente la desregulación total, que tendría un efecto arrastre muy peligroso: la desprotección absoluta de los ciudadanos.

El TTIP es una herramienta para cambiar profundamente las formas de legislar y crearía un sistema legal superior que permitiría hacer valer los “super-derechos” de las grandes multinacionales, subordinando leyes nacionales y locales a los beneficios privados. La intención de las multinacionales de bloquear y proteger sus inversiones, de modo que puedan demandar a los estados en los que se han asentado si consideran que sus beneficios económicos o sus perspectivas de ganancias futuras se han visto afectados por normas o políticas que se hayan podido aprobar, es como poner a los estados a los pies de los caballos. Si una empresa obtiene el `sí´ de un país para extraer gas en su suelo a través de la técnica del fracking, altamente contaminante, y posteriormente el Estado decide prohibir esa práctica, la empresa podría denunciar al país ante un organismo al margen que crearía el Tratado. Lo cual supone una auténtica cesión de soberanía por parte de los gobiernos cuyo poder de decisión queda mermado al adaptar las legislaciones a los intereses de las grandes empresas multinacionales.

Las negociaciones sobre el Tratado de Libre Comercio entre EE.UU. y la UE dieron comienzo en julio de 2013 con la intención de que se pueda aplicar en el año 2016. Su contenido parece reducirse a la eliminación de barreras normativas y económicas en las relaciones comerciales con el único propósito de aumentar los beneficios económicos, sin importar en demasía los derechos y el nivel de protección de la ciudadanía con tal de que el dinero fluya en las arcas de las multinacionales y entidades financieras.

Aunque este Acuerdo comercial tenga que ser aprobado por el Parlamento Europeo, la ciudadanía del Estado español no podrá pronunciarse sobre un Tratado de tanta envergadura que se está negociando bajo un secretismo escandaloso, sin transparencia y al margen de la opinión pública.

El borrador secreto lo conocemos sólo por filtraciones. La carátula del encabezado deja claro que es un documento secreto ya que las negociaciones se han clasificado como confidenciales en Europa y Estados Unidos. Aunque formalmente esta ronda de negociaciones comenzó en 2013, lleva décadas gestándose con sucesivos acuerdos y grupos de trabajo que se han formado en la UE y EEUU.

En definitiva, este tipo de tratados suponen consolidar las peores herencias de las transformaciones neoliberales de las últimas décadas en Europa. En términos de una estructura productiva vinculada a la exportación de materias primas; en términos de desindustrialización y perdida de conquistas laborales; en términos de concentración de la propiedad y destrucción de la economía agrícola; y en términos de profundizar la dependencia. Es un proyecto político, ideológico y social que supera el ámbito de la economía.

Este Tratado no está diseñado para garantizar una vida digna a la ciudadanía, sino para proteger los beneficios de las grandes corporaciones y sus inversores. Que si lo aceptamos serán quienes decidan sobre nuestra educación, nuestra sanidad, nuestros servicios sociales y nuestra alimentación. Estos tratados implican profundizar la lógica de saqueo, la concentración y subordinación al mercado mundial y la lógica de las trasnacionales.

IMG-20140727-WA0000

IU de San Andrés del Rabanedo da un paso más en la transparencia, participación ciudadana y gobierno abierto que propone para gestionar nuestro municipio, poniéndolo en práctica. Abrirá los lunes últimos de mes las sesiones de debate de preparación de los puntos del orden del día de los Plenos municipales, con militantes y simpatizantes de IU, a toda la ciudadanía de San Andrés para llevar su voz a las instituciones municipales y recoger sus demandas y propuestas. Este proceso se inicia ya en este semana lunes 28 a las 19 horas la primera asamblea abierta en su sede de la calle Párroco Pablo Díez 41 de Trobajo del Camino.

P1000274

Tener una sede, inaugurada este mes de julio, permite a Izquierda Unida de San Andrés del Rabanedo, iniciar la celebración de asambleas abiertas a toda la ciudadanía del municipio para debatir y preparar conjuntamente cada Pleno Municipal, dado que los Plenos son el espacio, el ágora colectiva donde se debaten y se establecen las decisiones que afectan a toda la ciudadanía y a los recursos, bienes y servicios públicos de los que nos hemos dotado.

La transparencia y la participación van más allá de que los Plenos Municipales se graben en vídeo y se suban a la web del Ayuntamiento. Algo que consideramos que debería hacerse y que IU está haciendo ya que no se hace de oficio, subiendo muchos de los Plenos Municipales grabados por la propia agrupación a su web (iusanandres.wordpress.com), en un afán de gestión transparente para que los vecinos y vecinas de San Andrés puedan conocer qué se decide en ellos y qué posiciones adoptan sobre el municipio los representantes elegidos por ellos.

En esta ocasión Izquierda Unida de San Andrés del Rabanedo quiere dar un paso más en esta dinámica de transparencia y apertura del gobierno municipal, poniendo en marcha una medida concreta de participación democrática en la gestión y el gobierno municipal, mediante la convocatoria de sesiones de debate preparatorias de los Plenos Municipales del Ayuntamiento, abiertas a toda la ciudadanía de San Andrés del Rabanedo.

Cada último lunes de mes, previo a la celebración del Pleno del Ayuntamiento (que se hace los jueves últimos de cada mes), Izquierda Unida de San Andrés del Rabanedo convocará una sesión de debate y preparación de dicho Pleno en su sede de la calle Párroco Pablo Díez 41, enfrente del Parque Gran Capitán, para debatir los puntos del orden del día del Pleno con todas las personas asistentes interesadas, con el fin de escuchar a la ciudadanía, sus aportaciones, propuestas e ideas y debatir conjuntamente, de cara a llevar también su sentir y sus necesidades y demandas al Pleno del Ayuntamiento.

De esta forma, la portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, Eloina Terrón Bañuelos, se compromete a ser la voz del pueblo en el Ayuntamiento de San Andrés.

Izquierda Unida de San Andrés del Rabanedo quiere que la gestión sea conocida por todos y todas, pero también que sea accesible y participada, que cualquier vecino y vecina de San Andrés tenga no sólo acceso a toda la información pública del municipio, sino que pueda participar y que su voz se oiga en nuestro Ayuntamiento. Siempre desde unos principios de defensa de lo público, del interés general, con conciencia feminista y ecologista, que son los valores del movimiento político y social que es Izquierda Unida. Abriendo así nuevos canales de comunicación, construyendo una administración más cercana, participativa y basada en la confianza; con más transparencia y con un gobierno municipal más abierto, esa es la buena dirección.

IU de San Andrés del Rabanedo en la concentración en apoyo a Ramiro Pinto por el empleo digno contra los recortes. Ni un desempleado sin prestaciones. Ramiro Pinto en huelga de hambre.

Enviado de Samsung Mobile

Miembros de IU en concentración contra ley Gallardón jueves 24 de julio en León. Por el derecho a decidir.

IU de San Andrés del Rabanedo denuncia que la incapacidad o desidia interesada del actual equipo de gobierno del PP de cara a plasmar una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) en este Ayuntamiento, está provocando múltiples situaciones de tensión y falta de transparencia en el ámbito laboral entre los trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento.

Eloina Terrón Bañuelos, portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, denuncia el incumplimiento del compromiso del equipo gobierno del PP, reiterado en múltiples ocasiones, de sacar adelante una Relación de Puestos de Trabajo, que clarifique la situación laboral de los puestos de trabajado de nuestro Ayuntamiento. La reiteradamente prometida RPT, tanto por el anterior equipo de gobierno del PSOE como por el actual del PP, que ha vuelto a comprometer su realización en la última comisión informativa una vez más, permitiría eliminar las decisiones personales o arbitrarias que se han venido realizando en este Ayuntamiento y que son fuentes de conflicto que han tenido con repercusiones incluso de tipo judicial y económico para este Ayuntamiento.

Creemos que la RPT es una herramienta de transparencia, estabilidad y evitación de intereses partidistas, que clarifica y define la situación de cada uno de los puestos de trabajo en el Ayuntamiento, sus funciones, tareas, formas de acceso, transparencia, etc. Y es uno de los instrumentos imprescindibles y fundamentales que tienen todas las administraciones públicas para evitar casos de utilización de los puestos de trabajo públicos como formas de influencia o rédito electoral.

A pesar de todos sus reiterados anuncios y declaraciones (en mayo de 2012 el Concejal de hacienda proponía gastar 95.000 € en un estudio para recortar 5 millones de € en personal; sumado a lo que costó ya la realización de la fallida relación de puestos de trabajo del año 2010 por parte del PSOE, habrían supuesto unos 120.000 € de dinero de todos y todas), lo que se constata es que los sucesivos equipos de gobierno han sido incapaces hasta ahora de establecer una RPT que clarifique de una vez por todas las funciones y los puestos de trabajo de este Ayuntamiento y elimine las tensiones y enfrentamientos que están derivando en bastantes ocasiones en recursos judiciales que suponen un coste añadido para los impuestos de todos los vecinos y vecinas.

Izquierda Unida de San Andrés del Rabanedo reitera la necesidad de que la política de personal del Ayuntamiento de San Andrés de ejemplo de transparencia, igualdad y equidad en la gestión de la plantilla laboral de este Ayuntamiento que es la que mantiene los servicios públicos más necesarios que nunca en nuestro municipio. Y para ello es fundamental una RPT cuanto antes.

La Concejala de IU de San Andrés del Rabanedo Eloina Terrón y miembros de la agrupación de Izquierda Unida de San Andrés del Rabanedo en la concentración por la defensa de la sanidad pública el 22J en el hospital de León. No a los recortes de camas y el desmantelamiento de la sanidad pública.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.413 seguidores