Contacto: iu@iusanandres.es / Tfno: 600498748 — Concejala: Eloina Terrón Bañuelos

IU considera que la deuda municipal es la herramienta que el partido popular está utilizando como excusa para imponer las medidas encaminadas a conseguir imponer su modelo de gestión pública, su modelo de administración, según su ideología de menos Estado, más mercado; menos público, más privado.

Las consecuencias que estas políticas ideológicas del partido popular quiere impone en nuestro Ayuntamiento a través del chantaje del pago de la deuda supondrían:

  1. Menos administración pública, reduciendo personal.
  2. Privatización de servicios públicos o cierre de los mismos
  3. Subida de la presión fiscal directa: impuestos y tasas.

ImageHay dos modelos de Estado y de salida ante la crisis económica que sufren los ciudadanos y ciudadanas de este país: o fortalecer lo público para proteger a la ciudadanía a través de los servicios públicos ante situaciones como las actuales de paro y precariedad y la protección de sus derechos laborales; o, en sentido contrario, desmontar lo público y despedir trabajadores y trabajadoras de la administración pública, lo que el PP denomina “adelgazar la administración pública”. El Partido Popular plantea como única alternativa ésta última. No da más opciones. O más despidos o despide algunos menos, pero siempre despidos. O recortes más profundos o menos aparentes, pero siempre recortes. Toda su política está dirigida a estos objetivos.

Si los intereses del PP fueran los derechos de la ciudadanía y cubrir sus necesidades mediante servicios públicos con personal profesional y cualificado, la contrarreforma laboral impuesta por el PP contemplaría al menos que al personal de la administración pública no se le recortara todavía más que a los trabajadores de la empresa privada. Sin embargo, si en la empresa privada se pueden realizar EREs temporales con el fin de permitir mantener el empleo, reducciones de jornada, etc., en la administración pública su reforma laboral solo ha dejado como opción posible el despido. Es decir, desmantelar los servicios públicos despidiendo al personal que los atiende y los presta.

Aceptar pagar la deuda y sus intereses en nuestro ayuntamiento es hacerlo a través del chantaje que nos ha impuesto el PP como única vía. Lo cual supone aceptar:

1) Que el coste de los servicios públicos (centro de educación infantil, centro de día, piscinas, escuela de música, actividades etc.) sea totalmente financiado mediante la aplicación de las tasas y precios públicos. Esto supondría además una subida brutal del coste de estos servicios, por lo que van a dejar de ser utilizados por una parte de la población que no podrá pagárselos. Además de pagar tasas, lo que se supone que ya estamos pagando vía impuestos

2) La norma que impone el PP exige que no se pueda suprimir ninguno de los tributos que hay actualmente y que solo se puede aprobar el incremento de los mismos. Por lo tanto, eso significa más subida en la presión fiscal a la ciudadanía.

3) Esta normativa del PP, a través de estos Planes de Ajuste, elimina las exenciones fiscales y las reducciones que existen en los tributos y que el ayuntamiento puede utilizar para reactivar la economía local. Por ejemplo respecto a las obras de eficiencia energética o rehabilitación de viviendas, que reactivarían el empleo y la actividad económica en nuestro municipio.

4) La reducción de los gastos de personal por encima del 40%. Lo cual significa recorte de los servicios y del empleo público.

Todas estas medidas se plantean en un momento en que tenemos en el municipio más desempleo, más personas sin ningún tipo de protección social y cuando a todo esto se unen las políticas estatales del PP de recorte de las pensiones, disminución de los salarios, eliminación de becas, privatización de la sanidad, etc. ¿Hasta cuándo aguantaremos el expolio?

En el pleno de la semana pasada Izquierda Unida ha planteado que el número de personas de nuestro municipio que no pueden hacer frente al pago de los impuestos está aumentando, entrando en vía ejecutiva, es decir, con recargo de intereses, o siendo amenazados de embargo. Cada vez más vecinos y vecinas están solicitando el fraccionamiento del pago de impuestos al no poder asumirlos dada la situación de precariedad en la que viven una buena parte de la población del municipio.

Por eso IU de San Andrés no ha apoyado ni va a apoyar ningún tipo de medida que vaya en contra del empleo, en contra del manteniendo de servicios públicos y aumentando la subida de la presión fiscal para el 99% de la población que no puede incluso hacer frente ahora al pago de impuestos y tasas que tienen actualmente.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: